Ir al contenido principal

VIS A VIS...



A estas alturas seguramente os sonarán algo más las palabras vis a vis, aunque sea por la serie de televisión que se está emitiendo actualmente. Reconozco que hasta que no comencé a prepararme las oposiciones para trabajar en Instituciones Penitenciarias, los únicos bises que conocía eran los de los finales de los conciertos. Hasta mi preparador me tuvo que corregir más de una vez, pues yo seguía obcecado en escribirlos con b.
De primeras, y para los que desconocéis este singular medio, os resumiré muy de sucinta manera que es eso de los vis a vis, su tipología y temporalidad.

Existen dos tipos de comunicaciones: las orales y las especiales.

Las orales son las que se celebran en los locutorios o cabinas acristaladas, normalmente en fines de semana, previa cita por parte de los familiares (inclusive por internet aqui) y siempre con no más de cuatro personas a la vez como máximo.

Los vis a vis son comunicaciones especiales y se celebran en locales especialmente adecuados. Sólo se concederán previa solicitud, a aquellos internos que no disfruten de permisos ordinarios de salida. Esto tendrá su lógica, ya que al estar saliendo de permiso, no tiene sentido el que la familia se traslade ya a la prisión para visitarle.

Existen tres tipos:


1. Comunicaciones íntimas. Con su cónyuge o su pareja afectiva, siempre acreditada documentalmente. Por supuesto, sin niños. Se mantienen al menos una vez al mes y dura entre una y tres horas.


2. Comunicaciones familiares. Para un máximo de cuatro familiares o allegados. Serán también como mínimo una vez al mes y la duración no inferior a una hora ni superior a tres.


3. Comunicaciones de convivencia. Con el cónyuge o pareja e hijos menores de 10 años. El número máximo de familiares será de seis personas. La periodicidad es de una al trimestre mínimo y la duración máxima de seis horas.



 Son compatibles todos los tipos de comunicaciones, tanto las orales como los tres tipos de especiales.


                                                           Y ahora, tras la parte teórica, voy a centrarme en la serie de televisión, la cual personalmente tengo que decir que desde el principio me enganchó, primero por la temática, y a posteriori por el guión, más propio de series americanas que por ser el reflejo de los que hoy en día es una prisión española. Son internas malas malísimas, más propias de un régimen de vida de primer grado que del ordinario, que sin embargo, parecen salidas de un desfile de Victoria Secret.

El otro día comiendo con unos amigos, estos me comentaban que se habían enganchado a esta serie y me preguntaban por montones de detalles (¡morbosos pa variar!) que les llamaban la atención. Les fuí desmontando poco a poco la película que tenían elaborada, para ir terminando con los mitos y tópicos que esta serie no hace más que alimentar, aún más si cabe.
Hay que dejar claro que se trata de un thriller de ficción. Por poner un ejemplo, la película "Celda 211" de Daniel Monzón, sí que podría ser un retrato más o menos fiel de lo que eran las prisiones en España a finales de los años 80 y primeros 90. Es fuerte, pero quienes trabajaban en interior en esos complicados años lo atestiguan de primera mano, y creerme que he escuchado cosas muy muy fuertes... Afortundamente, con la mayor implementación y protagonismo del tratamiento penitenciario y de los tratamientos médicos de deshabituación, el más que aparente cambio en la nuevas tipologías de internos, la vida en estos Centros se  asemeja cada vez menos a los clichés que nos ofrecía el guión de esta cinta.

En alusión a la serie, hecho en falta mucho personal de todo tipo. En la realidad no solamente existen los/as funcionarios/as de vigilancia, la Directora y el médico, sino que trabajamos multitud de personal de todo tipo, desde funcionarios de vigilancia en varias escalas y puestos, a los de oficinas, todo tipo de técnicos de múltiples áreas, mantenimiento, cocina,... Somos una plantilla de casi 400 profesionales en una prisión "no tipo", o lo que es lo mismo, de las medianas.


Lo que sí es digno de mención, y quiero destacar al respecto, es que este tipo ficticio de internamiento está plagado de irregularidades que no se corresponden con la realidad penitenciaria actual y que no me voy a poner a enumerar pues necesitaría varias entradas más para poder hacerme eco de ellas.
Ahora bien, no es ninguna locura el que ciertos tipos de abusos o comportamientos pudieran llegar a hacerse realidad, si las prisiones llegasen a ser centros de internamiento totalmente privados. Como empresa privada, no os quepa la menor duda, que el numero de personal descendería tanto en número como en calidad, repercutiendo esto, directa e indirectamente, en la vida penitenciaria. Es este el caldo de cultivo de la serie, una prisión privada en la que el tratamiento penitenciario y el personal que lo desarrollamos, brillamos por su ausencia. Por lo demás, el guión es bueno.


Una compañera de un grupo de Trabajadores Sociales de Facebook se alegraba y nos hacía partícipes de que en la serie se nos citaba como profesión. Efectivamente, un familiar se refería a una profesional que le ayudó, pero desde el exterior. En el interior de la prisión de "Cruz del Sur" todavía no he visto, ni se ha mencionado a ninguna/o.

A ver si con un poco de suerte, la figura del/la trabajador/a social hiciese su aparición estelar en la segunda temporada, aunque con el desconocimiento de nuestra profesión que existe, lo mismo lo/la ponen a darles clases de yoga o de pilates a las internas, o tal vez sería la mala malísima, que vendrá a quitarles los angelicales niños a esas pobres madres presas, jajajaja....  Tomen nota guionistas!!!

 Saludos;)




                                                                                                 


Comentarios

  1. Entonces, por lo que comentas ¿no aparece ningún trabajador social en la serie? Es que yo no veo la televisión.
    Pues en ese caso ya puedes ir hablando con los guionistas :)
    Muy clarificador lo del vis a vis, por cierto.
    Que tengas buen verano.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que en televisión actualmente hay pocas cosas interesantes, pero esta serie me enganchó desde el principio, aunque nada que ver con la realidad.... Feliz verano para ti también;)

      Eliminar
  2. Hola José Manuel me gustaria wue me especificaras en que consiste vuestro trabajo en la prisión por favor, tengo compañeras que estan estudiando trabajo social y les gustaria tirar para penitenciario. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola José Manuel me podrias especificar en que consiste vuestra labor en la prisión. Tengo compañeras estudiando trabajo social y les gustaria tirar para penitenciario muchas gracias. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Entrevista a un terrorista

La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más norma…