Ir al contenido principal

Confidencialidad, esa gran desconocida...


La confidencialidad, tan importante a la hora de trabajar e intervenir con personas y su entorno social. Siendo un poco empáticos, a cualquiera de nosotras o nosotros no nos haría ninguna gracia que el problema personal que nos quita el sueño pasase de boca en boca una vez lo hemos exteriorizado a un amigo o al profesional de turno. Debe ser, como bien refleja nuestro código deontológico, tanto un derecho como un deber, el mantener el correcto secreto profesional.


Ahora pasemos a cuestiones más pantanosas, e íntimamente relacionadas con lo anteriormente apuntado:

Como trabajadores sociales de la prisión, formamos parte de un Equipo Multidisciplinar en el área de Tratamiento; aportamos la información personal, familiar y social de nuestros/as usuarios/as, niveles en los que también abordamos nuestra intervención profesional.
Como Equipo nos reunimos todas las semanas para valorar todo lo referente al tratamiento de los/as internos/as y a posteriori, en la Junta de Tratamiento volvemos a retomar los asuntos y se votan, para proponer o no, beneficios penitenciarios, tales como progresiones de grado, permisos de salida u otras cuestiones relativas a su tratamiento. En el Art. 272 del Reglamento Penitenciario, en el punto 4, dice textualmente: "las deliberaciones de la Junta de Tratamiento tendrán carácter reservado, debiendo sus componentes guardar secreto sobre las mismas".

Pues como se os quedaría el cuerpo, cuando un interno en medio de una conversación te comenta que sabe lo que tú has votado en la Junta de Tratamiento en la que se valoraba el estudio de su permiso de salida. De primeras pensé: "este va de farol", pero para mi asombro (yo disimulando e intentando no perder los papeles) me cuenta con pelos y señales quien ha votado una cosa y quién ha votado lo contrario. Solamente me queda la salida de decirle que quién haya sido el informante no tiene ningún respeto por sus compañeros y que le dé las gracias por dejar a otro compañero con el culo al aire, pues esta información solamente se maneja si estás dentro, no queda otra.

                                                               


Ahora pasemos a un nivel superior, que yo calificaría de surrealista, y que además, no es ficción sino real como la vida misma:

Interno al que se le aprueba un permiso de salida por mayoría, que no por unanimidad, con lo cual hay algún o algunos miembros de la Junta que han votado en contra, cada cual con su motivación, tanto a favor como en contra de su salida. 
En una siguiente fase este permiso llegará al Juzgado de Vigilancia (órgano judicial que tiene la facultad de resolver o no favorablemente nuestra propuesta y previo paso por Fiscalía), el cual tampoco lo ve claro y opta por no aprobarlo, dado que algunos miembros han motivado su disconformidad con la salida y logran convencer tanto al fiscal como al juez.

Llega el momento de recurrir a la instancia superior, y sorpresón cuando lees la resolución del auto judicial, que siguiendo la misma tónica anterior, le vuelve a denegar el permiso. Hasta ahí todo correcto. Pero falta la guinda del pastel, que "entre comillas" explica, con palabras textuales del profesional, la motivación por la cual no ve favorable aprobarle esta salida. Tal cual. Yo me quedé helado.

¿Y quién se encarga de enseñarme este auto judicial? "Amárrate los machos", me lo enseña el propio interno.
Como tengo cierta confianza con este usuario, además de ser una persona culta y medianamente sensata, hasta él mismo entiende que esta parte deberían haberla obviado.

Todos los profesionales consultados al respecto, vemos un peligro real en esto, ya que no todos los internos ni sus familiares reaccionarían de igual manera ante este mismo escenario. Coincidimos en que este mismo auto en manos de otras personas sería muy incomodo, preocupante e incluso, peligroso para el/la profesional en cuestión.


                                                   


Después de meterme en este charco, por mi parte ya mostré mi malestar a quién tenía que hacerlo en su momento, y ahora os lo cuento a vosotras y vosotros, por que esto tiene miga... No sé que pensaréis al respecto.


Y de lo que he contado, ¡chitón eh! shhh....
                                                                         





Comentarios

  1. Hola, yo también trabajó en IIPP y también se me quedó una cara como la tuya cuando me vienen los internos describiendo exactamente el sentido de momento voto, pero es que uno en cuestión se sentó en mi despacho con MI INFORME SOCIAL de clasificación inicial por lo visto si lo piden a través del abogado el JVP se lo facilita y ahí me veo yo explicándole porque había puesto que procedía de una familia desestructurada. CHUPATE ESA SECRETO PROFESIONAL Y DATOS CONFIDENCIALES. Un saludo y me encanta tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, ahora sí que me he quedado muertooo... No daremos ideas por aquí, vaya a ser que su señoría tome nota... Vaya papelón ¿no? Gracias Noelia por tu aportación. Un saludo

      Eliminar
  2. muy fuerte la desproteción a la que nos someten . Con la judicatura hemos topado.
    Lo siento que andemos así. Que verguenza. imagino que el Colegio sabrá de esto y actuará en consecuencia.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye tú pues mira por dónde, pues no lo sabe, al menos formalmente. Hoy mismamente hemos recibido otra sentencia en la que se nos vuelve a dejar con el culo al aire, mismamente... Gracias, gracias y gracias de nuevo.

      Eliminar
  3. Hola Jose Manuel.
    Muy habitual en nuestro medio, y lamentable la parte judicial, claro, pero a mi me parece más bochornoso, por decirlo de una manera muy decorosa, que sean nuestro propios compañeros los que nos delaten, no sólo a los trabajadores sociales, sino a todos los miembros de la Junta de Tratamiento. No será la primera vez ni la última, acabar una Junta de Tratamiento, entrar en el módulo de turno a la media hora, y los internos ya saber lo que ha sucedido con pelos y señales...Gracias queridos compañeros¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, lo de los compañeros ("entre comillas") también tiene su aquel. A mí también me ha sucedido en más de una ocasión y de dos, que me han dicho los votos que han tenido, y saber quién o quienes han votado una cosa o lo contrario.
      En fin, que más te puedo decir que tú ya no sepas... Animo y un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Entrevista a un terrorista

La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más norma…