Ir al contenido principal

¿Interés por trabajar en prisión?



       Son muchas las personas que se han puesto en contacto conmigo a través de diferentes medios y redes sociales mostrando gran interés e inquietudes para trabajar en el medio penitenciario. Ayer mismo respondía a Marta y hoy a Georgina, a la vez que les explicaba que iba a intentar darle forma de entrada a la información que me pedían.

       Primeramente os diré que el colectivo de trabajadores sociales seguimos a día de hoy siendo personal laboral de la Administración del Estado y para ello hay que opositar. Si queréis ejercer como trabajadores sociales olvidaros de hacerlo como funcionarios/as de prisiones, pues estas son para vigilancia u oficinas.




     Desde el año que yo aprobé las oposiciones (incluso años antes) nos han estado diciendo que sí nos iban a hacer funcionarios, que sí nos iba a asumir la comunidad autónoma, bahhh! pamplinas! A mí personalmente me "daba" igual ser funcionario que laboral, lo que me importaba era TRABAJAR con colectivos especialmente vulnerables y el tipo de contrato me daba exactamente igual.
Luego con el tiempo te vas dando cuenta como sí que estamos en desigualdad de oportunidades con respecto al personal funcionario, cuando ves que estando tan, o más capacitados que otros técnicos/as del medio, no podemos acceder a ningún tipo de subdirección, y porque no, de dirección de un establecimiento penitenciario ordinario o de un CIS. Bueno esto pasa creo en todos los ámbitos de la vida, no hay que irse muy lejos....
       También existen desigualdades en cuanto al tema de concursos de traslados, teniendo el de funcionarios carácter anual y el de laborales sale cuando sale.
        La verdad es que somos hoy en día los únicos trabajadores sociales que prestamos nuestro servicio a la Administración General del Estado. Exceptuaremos de este supuesto a las/os compañeras/os catalanes que tienen competencias propias y que trabajan para la Generalitat.


                                     

      Hablar de oposiciones en este momento es prácticamente una utopía y no porque no haya falta de personal nuevo, que hace falta más que nunca, si no porqué salen a cuentagotas. La última información que manejo es que se van convocar CINCO plazas para todo el país (volvemos a exceptuar a Cataluña, allí desconozco su oferta de empleo). Con esto no quiero desanimar a nadie, no es mi intención, para nada. Tampoco creo que esta situación vaya a ser eterna. Ya vivimos una anterior crisis económica no tan virulenta como la actual, en la que encontrar un trabajo digno era harto complicado. Como todo es cíclico, llegarán los años en los que la tasa de paro bajará en nuestra profesión seguramente, esperemos, ya que por otra parte, el desmantelamiento de los Servicios Sociales profesionalizados es más que evidente.
                                                

         Existe también la posibilidad de trabajar con contratos temporales o como interinos. Será la Oficina del SAE (en Andalucía) o análoga de vuestra Comunidad Autónoma la que realiza el cribado o selección de personal (profesionales que tengan más de tres meses de antigüedad como demandantes de empleo, no mejora) para luego venir hasta el Centro Penitenciario a una entrevista y de ahí se realiza una prelación ordenada de los aspirantes que la Secretaría General de II.PP. confirmará a posteriori. Para ello se tiene en cuenta principalmente el tener experiencia en la Administración Pública, la aptitud y por supuesto la actitud. En el jurado que evalúa a los aspirantes, también solemos estar algún trabajador social, el Equipo Directivo, los sindicatos,..., aunque la última palabra la tiene la Secretaría General. A los que no tenéis experiencia previa, eso no es insalvable, en mi Centro hemos tenido compañeras contratadas con experiencia cero, aunque no es lo convencional.

          También se puede trabajar dentro de algún programa o proyecto que esté ejecutando alguna ONG o Asociación que haya firmado algún acuerdo o convenio con la institución, pero eso ya es harina de otro costal.

         Después de este particular ice bucket o baño de realidad no me queda otra que animaros a todos y a todas a que si queréis entrar en estas casas no os desaniméis y no ceséis en vuestro empeño...

                                                             






                                        Os dejo una de mis sinfonías agridulces favoritas....

                                          


  

Comentarios

  1. Excelente artículo introductorio. Guardado en favoritos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que os sirva de algo y con esa humilde intención lo expongo.
      Gracias y saludos ;)

      Eliminar
  2. Me he quedado algo sorprendida. ¿Has aprobado oposición y no eres funcionario? No pensaba que las cosas fueran así.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Oposición libre con dos exámenes escritos, una defensa oral del segundo ejercicio y una tercera oral para ver si era apto o no. Al final contrato fijo como laboral de la AGE.... Sin palabras...
      Otro abrazo para tí ;)

      Eliminar
  3. Muy interesante, me dejas muerta con las 5 plazas..!!!! y los nuevos centros por inaugurar... En fin...esperaremos que llegue nuestra oportunidad...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Gobierno o desGobierno tendrá que abrir la mano algún día, pues los centros no pueden funcionar con cada vez menos personal, no obstante se baraja que en años siguientes el número de plazas será significativamente mucho mayor! Ánimo y a estudiar, que eso nunca viene mal.... un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Entrevista a un terrorista

La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más norma…