Ir al contenido principal

PPS ¿PARASUICIDAS/SUICIDAS?



Llevamos unas semanas con mucho movimiento en cuanto a internos en PPS se refiere (esta abreviatura es el nombre con el que designamos a los usuarios que se incluyen en el Programa de Prevención de Suicidios). Es complicado profundizar en los factores que influyen en este, o las causas de los mismos, siendo conveniente introducir un término que por su estrecha relación con la conducta suicida es necesario delimitar: el parasuicidio.

Este comportamiento autodestructivo y los intentos de suicidio sin consumar se englobarían dentro del concepto parasuicidio. Aquí lo que percibo en esta clase de conductas propias de personalidades histriónicas, sería más bien un tipo enmascarado de "grito de ayuda" o mensajes del tipo "moriré, pero tú lo sentirás". Y por supuesto no debemos descartar a priori como algo trivial a un parasuicida, pues la mitad de suicidios tienen una historia previa de intentos sin consumar.

                                                                                     


"La administración Penitenciaria velará por la vida, la integridad y salud de los internos" dice el art. 3.4 de la LOGP. Motivo suficiente para que en todos los Centros Penitenciarios se lleven a cabo programas encaminados a la detección y prevención de conductas suicidas (PPS). Su eficacia precisa de la activa participación de todos los profesionales del Centro implicados a lo largo de todas sus fases.


Son tres los objetivos fundamentales de estos programas, que a su vez van a coincidir con las distintas fases de la intervención:

1. Detección de los internos en situaciones problemáticas que puedan derivar en conductas suicidas.
2. Aplicación sistemática de pautas de prevención a los grupos definidos de riesgo, evitando en la medida de lo posible, un desenlace negativo de los casos incluidos en el protocolo de prevención de suicidios.
3. Establecimiento y mantenimiento de cauces de información y coordinación entre los diferentes servicios y niveles implicados, organizando procedimientos específicos de documentación de casos y programas que permitan su adecuada evaluación. 


El mapa de variables definidoras de la población de riesgo serán las siguientes:

- Personales: Varón. Soltero.
- Actividad delictiva: autores o presuntos autores de delitos contra las personas o contra la libertad sexual.
- Situación penal-penitenciaria: preventivos, primariedad delictiva, primeros días de internamiento.
- Medio: ahorcamiento con ropa de cama, cordones o cinturones.
- Momento: en horario de permanencia en celda.
- Antecedentes de conductas autolesivas con indicadores de problemática psicoafectiva, sociopersonal o penitenciaria.
- Psicosociales: solitario o rechazado, con apoyo exterior conflictivo, esporádico o inexistente.
- Factores ambientales como el ingreso en prisión de personas poco tolerantes a la frustración, existencia de rupturas o desavenencias familiares, vivencias o pérdidas personales.
- Factores personales como antecedentes familiares de suicidio o conductas depresivas, presencia de sintomatología grave depresiva, angustia, historia de consumo abusivo de alcohol, fármacos o drogas.


                       


La detección de estos casos se dará en dos momentos o situaciones: durante los primeros momentos, en el Departamento de Ingresos o en cualquier otro Departamento, a lo largo del internamiento.
En el ingreso, serán los Sanitarios y el Personal de Tratamiento (donde nos incluimos) quienes entrevistamos a los internos que acaban en ingresar y seremos los primeros encargados de detectar aquellos casos susceptibles de ser incluidos en PPS.  

Tanto si se detecta al ingreso como a posteriori por parte de algún funcionario, será bien el médico o el psicólogo quienes procederán a su evaluación, mediante una serie de variables a tener en cuenta como los factores que anteriormente señalé.


Las medidas que se tomarán en caso de afectación moderada o elevada son:

- Seguimiento por el Equipo Técnico del Módulo. Como Trabajadores Sociales entrevistaremos al usuario para estudiar sus vínculos afectivos y familiares, y valoraremos la conveniencia o no de fomentar los contactos con el exterior que plasmaremos en nuestro preceptivo informe.
- Seguimiento de los Servicios Médicos. Visitas diarias del médico en casos más alarmantes.
- Contacto periódico de apoyo por el Psicólogo del módulo, estableciéndose la cadencia en función del grado de afectación.
- Asignación de un interno de apoyo para que le acompañe durante las 24 horas, permaneciendo también juntos en la misma celda.
- Vigilancia especial por los funcionarios del Departamento en el que esté ubicado el interno, sobre todo en los turnos de tarde y de noche.
- Se considerará fundamental integrarlo en actividades formativas, terapeúticas, ocupacionales o deportivas y teniendo siempre en cuenta su estado emocional y bajo un control y previsión que no desaconsejen su inclusión.

Por último, comentaron que la inclusión de un interno en PPS será mediante una Orden de Dirección, siendo la aplicación del programa específico por un tiempo mínimo de quince días, ampliables según la evolución de cada caso, determinándose las medidas concretas para cada interno.





                                          Una canción impactante de uno de mis grupos favoritos  ...
                                                                           Hasta pronto!





Comentarios

  1. Probablemente el suicidio sea una de las cosas más complicadas que tiene que abordar un profesional. Te agradezco esta información del fenómeno desde la visión de las prisiones. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es un tema complicado en su abordaje. En nuestro entorno profesional el abordaje es global y participamos tanto técnicos como internos entrenados para ello, y por supuesto los funcionarios de vigilancia. No obstante, la mente humana es impredecible y a veces los parasuicidios acaban siendo suicidios sin vuelta atrás.
      Saludos desde el sur.

      Eliminar
  2. Gracias por tu bienvenida compa. He has currado bien el tema eh! se nota que lo manejas.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí seguimos poquito a poco haciéndolo mejor o peor pero muy contento con los resultados obtenidos, la gente que estoy conociendo y los conocimientos que nos aportáis tod@s (cada cual de lo suyo claro)...
      Yo me alegro de que todo este ok, que en definitiva es lo que importa.... Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

El mito de la pastilla de jabón que siempre termina cayéndose...

Este post es el fruto de un vis a vis entre diferentes perspectivas sobre un mismo tema, la de una sexóloga y la mía.

 La cárcel es un medio dicotómico en cuanto a la sexualidad se refiere. Por un lado es un inmenso caldo de cultivo para las bajas pasiones, y sin embargo, el régimen penitenciario es el antilíbido más potente por sus lógicas reglas y normas que rigen la convivencia en el interior.
Y es que ojalá todos fuéramos Christian Grey y nuestro sexo no tuviera fronteras ni reglas, pero esto no sería tampoco natural, y menos en la prisión, en la que las relaciones sexuales son todo, menos espontáneas, ya que se solicitan con un mes de antelación en lo que se llama "vis a vis íntimo".

Si hablamos de tensión, también podemos referirnos a la propia tensión sexual no resuelta. La cárcel es un lugar lleno de seres humanos, de un sexo y del otro, de muchas y variopintas inclinaciones sexuales, parafilías, con represión, pero con mucha imaginación,..., y  cientos de oportunidades…

El discurso con un 98% de probabilidades de no ser leído..., aunque ¡quién sabe!

Buenas noches a todas y a todos ustedes.

El mismo día que mi compañera Carolina, trabajadora social y bloggera en las Cuatro Piedras Angulares, me sorprendiera desde Zaragoza vía twiter, de que había quedado finalista en el apartado solidario de los Premios 20 blogs del periódico 20 minutos, aparecía por televisión un demacradísimo exalcalde marbellí saliendo por las puertas de prisión para irse de permiso unos días. Me impresionó ver su pésimo estado de salud y las palabras que dirigió balbuceando a las cámaras: "en la cárcel hay que estar".

El mensaje me llegó, eso que yo estoy allí dentro trabajando día tras día, pero como bien hoy me ha dicho un interno del módulo 4: "Don José*, usted echa sus horas y se va a su casa, con su familia". Hay que hacer un ejercicio tremendo de empatía para hacernos una idea de lo que puede ser pasar un día tras otro sin poder disfrutar de lo más preciado que tenemos, nuestra familia y nuestra libertad.





La escritura de esta bitácor…