Ir al contenido principal

Grey asombra...


Si en la pasada entrada ponía el acento en pequeños detalles sexistas de la actual ley penitenciaria española, hoy voy a hacer algo bastante usual por parte del ser humano, que es hacer una crítica sobre algo que desconozco en primera persona, pero va muy en consonancia con el anterior post, aunque de primeras no tengan absolutamente nada que ver. Termina de leer esto y luego me cuentas... 

Hace dos veranos que mi mujer empezó a leer el libro del asombroso Grey. Ese hombre que conquista a toda mujer y que es una fantasía para ellas. "Joder, pues si que va a poner el listón bien alto el jilipollas este"... Para mi descanso (porque es humano sentirse celoso de alguien inhumano), mi mujer no llegó a ni a la mitad. Me dijo que el libro era un truño infumable. 





Os decía que desconozco "entre comillas" de que vá, ya que ni he leido este libro ni mucho menos voy a hacer cola en el cine, pero sí me fío del buen criterio de mi pareja. Más aún después de leer a Leticia en su muro de Facebook, la reflexión personal que hace acerca de este fenómeno (en todas sus acepciones), no me he podido resistir a compartirlo. Es la opinión personal de una chica bastante bien preparada, independiente, joven, y además, es mi prima: 


"Ya estamos saturando el muro de Facebook con el estreno de '50 Sombras de Grey'. Por si no padecimos el boom del libro hace ya dos años, ahora parece que toca abarrotar los cines... Pues bien, me uno a la saturación, pero en forma de protesta.                                      

Veo a líderes apoderados como Strauss Khan o Berlusconi encarnados en Grey, y mientras nos llevamos las manos a la cabeza por esos escándalos, la trilogía resulta ser un best seller, y la película, la más taquillera. Nada me gustaría más que ver a las Femen en la puerta de los cines, de la misma forma que lo hacían ayer en la puerta del Tribunal de Gran Instancia de Lille. El problema es que Grey, encima, es más joven. Con ese perfil tan ensombrecido por su pasado, si la trilogía llegase en el tiempo a la edad de Berlusconi o DSK, el protagonista acabaría organizando fiestas 'Bunga bunga'. Y abusaría de una camarera de hotel. Y las Femen irían a la puerta del Tribunal como activistas. Y la sociedad repudiaría sus actos. Y cuando Grey dijese en un juicio que eran voluntarias y no sumisas, sabríamos que estaría reflejando su frustración y empoderamiento en forma de abuso. 

Pero claro, hablamos de ficción, ese mundo que dista tanto del real, porque en el real compramos el libro y vamos al cine a ver la peli por san Valentín. Y hablamos de la liberación sexual de la mujer gracias a las '50 sombras de Grey'. Qué vida más triste la de quien se haya liberado a raíz del libro, porque lo he oído, y repetidas veces... Y encima lo disfrazan de amor, erotismo y reivindicación. Disculpad, pero, para referencias de este tipo, me quedo con Vargas Llosa y todo el 'Boom latinoamericano', que al menos, de literatura de ficción y de realismo da más gusto leer."


Años con la lucha para acabar con el machismo tradicional y la sumisión de la mujer, más aún con la juvenil, para acabar encumbrando la violencia en forma de producto de consumo y lo más sangrante, como fantasía sexual...En fin. ¡AMEN prima!



P.D.: de toda esta parafernalia comercial me quedo con la canción de Ellie Goulding, que no está para nada mal. Nunca tantas sombras han generado tanto dinero, al menos en eso sí estaréis deacuerdo.







Comentarios

  1. Voy a cometer el mismo desliz tuyo. Voy a escribir sobre lo que no he visto, cosa que esta muy mal. Pero me ocurre que en Argentina se estreno junto con Birdman. Y comparar una cosa con la otra es una falta total de tino y de respeto. Una obra maestra como Birdman resulta opacada por una peliculita seudopornografica que juega con los ratones del espectador que va a masturbsrse mentalmente con actitudes que ya todos debieran conocer. Por otra parte, y esto es personal, me da que los actores no estan para esos papeles. Por lo que he visto en el trailer ninguno de los dos da para el persoje. Al menos ella no tiene la mas minima expresion de sumisa. Creo que los chicos van a tener que volver a ver "El imperio de los sentidos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo como a mi prima: AMEN.
      Creo que no te ha faltado ni una coma.
      Saludos desde el Sureste español ;)

      Eliminar
  2. Tremendo grupo, haces bien en fiarte de tu mujer. Y a Grey no hay por donde comerlo, insoportable. Yo empecé a leerlo y aun me pregunto como aguante hasta el 3, pero la "luna de miel" imposible. Ya no pude más y le tengo coraje, pq nunca dejo los libros a media...en fin yo le hice un post y todo.
    Vaya pestiño y lo de la película predecible...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo! maldito corrector ...grupo=truño.... Comerlo= cogerlo...

      Eliminar
    2. Los correctores pasan malas pasadas, es verdad... jajajaja...
      Es cierto que esto no hay por donde cogerlo y lo percibo como otro retroceso en cuanto a la igualdad entre géneros, solamente que este te lo venden en versión "deluxe" y en envase erótico!!! Que tiemble hoy San Valentin, y ya las flores y el Corte Inglés ni te cuento...
      Un saludo;)

      Eliminar
  3. Grey asombra porque somos idiotas. ¿Es ése el papel de las mujeres de hoy día? ¿Someterse al ejecutivo de moda? ¿Más cánones de Hollywood? ¿Tanta lucha para, a fin de cuentas, caer en los dogmas del heteropatriarcado que tanto critican algunas? Es incogruente; además, es un libro mazorral, poco estructurado y sadomaso para la señorita Pepis. Que la gente lea a Sade, joder.

    Un abrazo. Me quedo por su casa y espero que le guste la mía.

    www.ourgodsaredead.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que me voy a pasar por tu casa de vez en cuando, pues la música me gusta toda, bueno miento, casi toda.
      Y con lo del truño de Grey estoy contigo al 100%...
      Un saludo y mucho Rock... Jajajaaj;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

El mito de la pastilla de jabón que siempre termina cayéndose...

Este post es el fruto de un vis a vis entre diferentes perspectivas sobre un mismo tema, la de una sexóloga y la mía.

 La cárcel es un medio dicotómico en cuanto a la sexualidad se refiere. Por un lado es un inmenso caldo de cultivo para las bajas pasiones, y sin embargo, el régimen penitenciario es el antilíbido más potente por sus lógicas reglas y normas que rigen la convivencia en el interior.
Y es que ojalá todos fuéramos Christian Grey y nuestro sexo no tuviera fronteras ni reglas, pero esto no sería tampoco natural, y menos en la prisión, en la que las relaciones sexuales son todo, menos espontáneas, ya que se solicitan con un mes de antelación en lo que se llama "vis a vis íntimo".

Si hablamos de tensión, también podemos referirnos a la propia tensión sexual no resuelta. La cárcel es un lugar lleno de seres humanos, de un sexo y del otro, de muchas y variopintas inclinaciones sexuales, parafilías, con represión, pero con mucha imaginación,..., y  cientos de oportunidades…

El discurso con un 98% de probabilidades de no ser leído..., aunque ¡quién sabe!

Buenas noches a todas y a todos ustedes.

El mismo día que mi compañera Carolina, trabajadora social y bloggera en las Cuatro Piedras Angulares, me sorprendiera desde Zaragoza vía twiter, de que había quedado finalista en el apartado solidario de los Premios 20 blogs del periódico 20 minutos, aparecía por televisión un demacradísimo exalcalde marbellí saliendo por las puertas de prisión para irse de permiso unos días. Me impresionó ver su pésimo estado de salud y las palabras que dirigió balbuceando a las cámaras: "en la cárcel hay que estar".

El mensaje me llegó, eso que yo estoy allí dentro trabajando día tras día, pero como bien hoy me ha dicho un interno del módulo 4: "Don José*, usted echa sus horas y se va a su casa, con su familia". Hay que hacer un ejercicio tremendo de empatía para hacernos una idea de lo que puede ser pasar un día tras otro sin poder disfrutar de lo más preciado que tenemos, nuestra familia y nuestra libertad.





La escritura de esta bitácor…