Ir al contenido principal

2016 más verde aún



Estamos a puntito de acabar este año, en el que hemos disfrutado de mucho calor y mucha luz, pero también de muchas sombras. Hemos sido testigos de lo mejor y de lo peor de lo que somos capaces de ser los humanos. Hace justamente unos 365 días que os deseaba un año "en verde" y para el próximo que vamos a comenzar he decidido felicitaros el nuevo con "más verde"todavía, color de esperanza y que no se identifica con ninguna ideología política dominante.

Al igual que el anterior, en este post voy a resumiros someramente las tres entradas más leídas o más visitadas en este 2015, y que insisto, a mi parecer quizás, no sean las que más me han gustado personalmente o a las que más empeño puse.

Me ha parecido llamativo que los dos primeros post están directa o indirectamente ligados a la sexualidad. El sexo es indispensable en nuestras vidas y cómo tal, y con naturalidad, hay que vivirlo y disfrutar de él. Pero no me diréis que no es chocante, que lo más ojeado en un blog de trabajo social penitenciario sea referido al tema en cuestión. Vamos a echarles una ojeada rápida, quizás alguna de éstas no las hayas leído, aún estás a tiempo:



3) Entrevista a un terrorista.

Mientras en España ya creíamos dar por zanjado el grave problema de terrorismo que habíamos vivido durante décadas, nos quedamos perplejos con los atentados estilo Hollywood del 11S, 11M, Charlie Hebdo, Resorts de Túnez o en la Sala Bataclan, sumados a otros de Clase B, con tantos o más afectados,  producidos en países, que bien podríamos también denominar de clase B.
En esta ocasión quise trasmitiros la experiencia de trabajar con usuarios condenados por terrorismo y mi personal visión acerca de este tipo de delincuentes.





En clave humorística primero, para posteriormente ir dándole la seriedad que el tema a mi juicio se merece, escribo de los problemas que tienen estas personas cuando ingresan en un centro penitenciario. Personas que ya viven encarceladas de por sí en un cuerpo que no les corresponde y con el que no se identifican, que por razones X tienen que compartir su vida y un espacio muy acotado con personas, con las cuales solamente tendrán en común, el compartir los mismos órganos sexuales, sean del género que sean.





Sin duda alguna, y por absoluta goleada, la entrada más visitada de este pasado año. Escrita a cuatro manos entre la sexóloga que comparte su vida con un trabajador social de prisiones, intentamos ambos meternos en la parte más íntima que tiene cualquier persona, y como puede afectar en la sexualidad humana el verse encerrado en el micromundo penitenciario, con mínimas posibilidades de vivir esta importante parte de nuestra faceta de una manera sana y natural.









Y no me queda más que desearos de corazón un 2016 verde, verdísimo en todos los aspectos: que brote la paz y la normal convivencia en el mundo y, que de una vez por todas, los marchitados derechos sociales asfixiados por la falta de abono, comiencen a florecer...





                                         
                                          Viva la vida...




Comentarios

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Entrevista a un terrorista

La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más norma…