Ir al contenido principal

Escritura terapéutica para un mal día de Enero...



Entre la cuesta o cuestón, el frío (aunque aquí podemos llorar con un ojo), el desbarajuste político y los políticos desbarajustados que hemos tenido que sufrir algunos más que otros, el mes de Enero que parece no terminar nunca, acaba como todo en la vida... Tampoco es que le tenga una especial inquina a este mes, creo que hay otros más deprimentes aún.

Y es que, amigas y amigos, necesito desahogarme de alguna manera, y con quién mejor que con todas y todos vosotras/os. La vuelta de las vacaciones ha sido realmente estrersante para unos más que para otros. No hablo en primera persona, ya que yo ni me acuerdo de la vuelta, pues parece que ha pasado una eternidad, cuando solamente han sido escasos veintitantos días.

No sabría explicaros que clase de fuerza telúrica o mal rollo ha acaecido por el módulo en el que trabajo, pero en cuestión de un mes algunos de los usuarios están mostrando una cara totalmente desconocida para mí, o tal vez, iluso de mí, está aflorando en ellos su verdadero ser. Es complicado de explicar con palabras, inclusive la alumna a la que tutorizo las prácticas de Trabajo Social lo ha percibido igual que yo, y así mismo lo hemos comentado en más de una ocasión.

Nada más iniciar el año tuvimos un suicidio, de una persona joven con la cual, aún sin estar en mi módulo, teníamos relación prácticamente diaria, pues siempre estaba acompañando tanto a los Educadores, como a la Monitora Ocupacional, y era difícil no cruzar unas palabras con él por cualquier patio o pasillo.


                                      


En otro orden de cosas más tangibles y mucho menos terribles, la decepción tras muchos, muchísimos meses de trabajo, charlas, entrevistas con familiares y no familiares, para intentar dar algo de luz a lo que para mi entender, eran dos cadáveres penitenciarios en toda regla, expresión esta que utilizo, pues nadie daba un duro por ellos, hablando en plata. 
Con el paso del tiempo, y una mejoría visible, tanto física como a nivel relacional, empezamos a ir vislumbrando la posibilidad de que comenzasen a salir de permiso poco a poco, ya que además están en momentos muy avanzados de la condena y prácticamente no tenían tiempo real para conseguir beneficios penitenciarios más ambiciosos. Y creedme que costar, ha costado lo suyo.

Finalmente han logrado salir. El primero de ellos a la vuelta con un escrito de las Fuerzas de Seguridad de Estado de su localidad en el que no sale muy bien parado que digamos. Todavía me cuesta digerir las palabras del informe.

Y del otro que deciros, simplemente no ha vuelto...


                                                                                


Te quedas con una cara de j#!1|p$//@s después de esto, que al final hasta tendré que darles la razón a algunos compañeros funcionarios de la vieja escuela, cuando te dicen: "la cabra tira al monte, o es que no lo sabes".
Siempre he defendido el no estaticismo en las personas, que los cambios son posibles, es más, me consta que lo son, pero hoy sinceramente, no es un buen día para realizar defensa alguna... 

Intentando positivizar este tipo de experiencias os diré que como bien dice una canción de no me acuerdo quién: "lo que no te mata te hace más fuerte"... Y creedme, es así.

Sin más, seguiremos aprendiendo.





                                         




Comentarios

  1. Al leer esta tarde tu post me han dado ganas de coger la carretera e irme para Almeria y ahogar nuestras penas ante una buena taza de café o algo mas fuerte....
    Como habrás adivinado me siento igual que tú, no sé si es el mes de enero, estas últimas fiestas que a nuestros usuarios no le sientan muy bien (ni a mi tampoco), o esas vacaciones que al final no tuve... Entre pesimismos e incertidumbres, esta cuesta de Enero se ha hecho demasiado cuesta arriba, pero tú y yo sabemos que no es la primera ni la ultima cuesta que tenemos que subir...también sabemos que si no seguimos creyendo en nuestro trabajo, no iremos cuesta arriba sino cuesta abajo y eso es mucho peor.
    Claro que la cabra tira al monte, pero si le enseñamos que hay otros montes a lo mejor se sube a otro mejor. No quiero pensar en ningun momento que mi trabajo no sirve para nada, hay que asumir alguna derrota que otra, pero siempre vendrá algún nuevo usuario que nos haga sentirnos de nuevo dispuestos a seguir...
    Completamente de acuerdo en que lo que no te mata te hace más fuerte, pero si hay que morir, "moriremos matando".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido en un momento de bajón cuando me he puesto a escribir estas cuatro letras y tengo que decirte que como terapia me ha venido de perlas. Al fin y al cabo, trabajamos con personas y como personas tomamos decisiones no acertadas a veces (por ambas partes) y te encuentras con situaciones desagradables que se te van de las manos. Gajes de nuestro oficio.
      De acuerdo en todo lo que dices: estamos en las trincheras, y si hay derrotas, algún día ganaremos alguna batalla y quién sabe, si no también la guerra.
      El café y el post gintonic cuando quieras...
      Un abrazo enorme que vuela ahora mismo pa Sevilla. ;)

      Eliminar
  2. La letra escrita te redime o te entierra, es un daga que salpica tu sangre o te hace morir de hambre y si esto te hace feliz, hasta la muerte te sabe

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

El mito de la pastilla de jabón que siempre termina cayéndose...

Este post es el fruto de un vis a vis entre diferentes perspectivas sobre un mismo tema, la de una sexóloga y la mía.

 La cárcel es un medio dicotómico en cuanto a la sexualidad se refiere. Por un lado es un inmenso caldo de cultivo para las bajas pasiones, y sin embargo, el régimen penitenciario es el antilíbido más potente por sus lógicas reglas y normas que rigen la convivencia en el interior.
Y es que ojalá todos fuéramos Christian Grey y nuestro sexo no tuviera fronteras ni reglas, pero esto no sería tampoco natural, y menos en la prisión, en la que las relaciones sexuales son todo, menos espontáneas, ya que se solicitan con un mes de antelación en lo que se llama "vis a vis íntimo".

Si hablamos de tensión, también podemos referirnos a la propia tensión sexual no resuelta. La cárcel es un lugar lleno de seres humanos, de un sexo y del otro, de muchas y variopintas inclinaciones sexuales, parafilías, con represión, pero con mucha imaginación,..., y  cientos de oportunidades…

El discurso con un 98% de probabilidades de no ser leído..., aunque ¡quién sabe!

Buenas noches a todas y a todos ustedes.

El mismo día que mi compañera Carolina, trabajadora social y bloggera en las Cuatro Piedras Angulares, me sorprendiera desde Zaragoza vía twiter, de que había quedado finalista en el apartado solidario de los Premios 20 blogs del periódico 20 minutos, aparecía por televisión un demacradísimo exalcalde marbellí saliendo por las puertas de prisión para irse de permiso unos días. Me impresionó ver su pésimo estado de salud y las palabras que dirigió balbuceando a las cámaras: "en la cárcel hay que estar".

El mensaje me llegó, eso que yo estoy allí dentro trabajando día tras día, pero como bien hoy me ha dicho un interno del módulo 4: "Don José*, usted echa sus horas y se va a su casa, con su familia". Hay que hacer un ejercicio tremendo de empatía para hacernos una idea de lo que puede ser pasar un día tras otro sin poder disfrutar de lo más preciado que tenemos, nuestra familia y nuestra libertad.





La escritura de esta bitácor…