Ir al contenido principal

RESPETO RESPECT



El otro día, en conversación online entre compañeros, y a raíz de un ingreso penitenciario de una persona conocida de uno de nosotros, la compañera me preguntaba acerca de los módulos de respeto, pues le habían informado en la prisión de referencia que sería en un espacio de este tipo donde ingresaría la persona a cual estábamos intentando ayudar de alguna manera. Caí en ese momento, en que nunca os había explicado en que consisten este tipo de espacios. En una entrada anterior en la cual hablaba de la posibilidad de que la Infanta ingresara en prisión lo dejaba entrever, pero en esta ocasión os voy a pasar las lineas generales que sustentan este programa. 

En resumidas cuentas, consiste en lograr un clima de convivencia y máximo respeto entre los/las residentes del módulo, actuando únicamente sobre la organización y el funcionamiento del mismo.
Cualquiera de los módulos de un Centro puede ser reconvertido en Módulo de Respeto, siempre y cuando los/las usuarios/as lo acepten voluntariamente, se responsabilicen de su gestión y quieran un modelo de convivencia distinto al que impera mayoritariamente en la realidad.
No requiere coste económico adicional ni recursos humanos extras a los ya existentes.


Pasemos a describir los principios en los que se fundamenta:

Principio de respeto. El clima general debe posibilitar la convivencia educada, la tolerancia y la aceptación de las diferencias.
   Principio de voluntariedad. Los internos deben conocer, solicitar voluntariamente su ingreso y comprometerse a aceptar su normativa. Respecto a los funcionarios, se recomienda que también sean conocedores del proyecto, acepten voluntariamente y tengan cierta estabilidad en el puesto.
       Principio de planificación individualizadaDe las actividades y tareas para cada interno (en su PIT o Programa Individualizado de Tratamiento).
      Principio de asunción de hábitos personales y pautas de comportamiento adaptadas a normas sociales, lo que implica, por un lado, alta exigencia en el respeto a los roles formales e informales del otro, adecuación a normas de convivencia y por otro, autogestión y mayores niveles de “ libertad”.
       Principio de responsabilización y exigencia. De los internos en las tareas y funcionamiento del módulo. Se establece un sistema donde todo es responsabilidad de todos.
       Principio de organización en grupos,siendo el de referencia del interno un apoyo tanto en su integración inicial como en su evolución posterior.
     Principio de implicaciónDel funcionario en coordinación y estrecha relación con el Equipo Técnico del módulo y con el resto de los internos.
   Principio de Respuesta InmediataAnte los cumplimientos e incumplimientos de normas.


                                      


¿Que conseguimos con esto?


Lograr un clima de convivencia y máximo respeto en los habitantes del módulo, favoreciendo la instauración de pautas de comportamiento normalizado. Este clima general positivo nos permitirá el posterior desarrollo de Programas de Intervención específicos.
Conseguir que se produzca una interiorización de valores prosociales, valores que constituyen un conjunto normativo mínimo de convivencia y tolerancia. Se mejorará y aumentará con ello, la capacidad del sujeto de asumir responsabilidades personales y comunitarias.


El ingreso del interno en los módulos de respeto tiene carácter absolutamente voluntario, es por ello que está sometido al cumplimiento escrupuloso de toda la normativa que en ellos impera y al compromiso mediante la firma de un contrato conductual.



                                  





Enumero algunas de las normas a seguir:



Todo interno tiene asignado un Programa individualizado de tratamiento (PIT). Su cumplimiento y puntualidad en la realización de las mismas es un requisito imprescindible.

           Está terminantemente prohibido cualquier acto de violencia, tanto física, verbal o gestual.

         Está prohibido la posesión y el consumo de drogas, pudiendo realizarse controles analíticos cuando los profesionales tengan alguna sospecha fundamentada o como sistema de control.

         La normativa en cuanto a controles, cacheos y requisas, será la misma que en el resto del Centro así como el sistema disciplinario y el procedimiento sancionador.

      Los internos se organizan en grupos de tareas, siendo éstas las de limpieza, mantenimiento y correcta utilización de distintas áreas como comedor, cristales, galerías, sala de estar, patios, talleres ocupacionales, etc.

         Como las zonas comunes estarán dotadas de papeleras y ceniceros, no se permitirá arrojar papeles ni colillas al suelo, botes, desperdicios, etc. No se puede pisar la pared con las plantas del calzado, escupir o cualquier otra conducta antihigiénica.

        Los residentes vestirán en cada momento de manera adecuada para la actividad que vayan a realizar. La ropa deportiva se utiliza únicamente para hacer deporte, debiendo el interno ducharse y cambiarse después de dicha actividad. Igualmente se cuidará el aspecto externo general, afeitado, peinado. Para tal fin, las celdas permanecerán abiertas.

       Está prohibido el uso de gorro/a en los lugares cubiertos, pudiendo llevarlo en patios o lugares descubiertos.

    La celda es el hogar del interno en el módulo, siempre tiene que encontrarse en perfecto estado de limpieza y orden, no pudiendo entrar unos internos en la celda de otro, salvo autorización expresa del o de los mismos.

      Las interacciones y relaciones entre los residentes y de éstos con el resto de personal, funcionarios o colaboradores, estarán siempre dentro de los cauces del respeto y las formas socializadas de conducta. Los conflictos serán resueltos mediante técnicas de mediación.

      La realización de destinos se realiza de forma mancomunada, por lo tanto la asignación de trabajos remunerados las realizará el Equipo Técnico en base a criterios terapéuticos, carenciales, familiares y de responsabilidad.






Mención especial merece la participación del interno en la vida, las tareas , las funciones y las decisiones del módulo. No en vano uno de los objetivos que se persiguen es la autogestión y autorresponsabilización del interno que dejará de vivenciar el módulo y sus normas como “algo impuesto” para considerarlo como “algo propio”. 





* Os paso el enlace del programa al completo por si es de vuestro interés o queréis profundizar algo más en el tema ;)             




Comentarios

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

VIS A VIS...

A estas alturas seguramente os sonarán algo más las palabras vis a vis, aunque sea por la serie de televisión que se está emitiendo actualmente. Reconozco que hasta que no comencé a prepararme las oposiciones para trabajar en Instituciones Penitenciarias, los únicos bises que conocía eran los de los finales de los conciertos. Hasta mi preparador me tuvo que corregir más de una vez, pues yo seguía obcecado en escribirlos con b. De primeras, y para los que desconocéis este singular medio, os resumiré muy de sucinta manera que es eso de los vis a vis, su tipología y temporalidad.
Existen dos tipos de comunicaciones: las orales y las especiales.
Las orales son las que se celebran en los locutorios o cabinas acristaladas, normalmente en fines de semana, previa cita por parte de los familiares (inclusive por internet aqui) y siempre con no más de cuatro personas a la vez como máximo.
Los vis a vis son comunicaciones especiales y se celebran en locales especialmente adecuados. Sólo se concederán…

Funciones de los Trabajadores Sociales en Prisión (Versión ampliada y mejorada, creo)

Cuando uno inicia una aventura como la de escribir un blog, vas aprendiendo con el tiempo, intentas no cometer errores, vas adquiriendo cierta soltura con la escritura, las nuevas tecnologías, intentas ser constante, vamos, te comes el coco...

Me llama la atención la gran cantidad de visitas y de aceptación que tiene una de mis primeras entradas, la referida a las funciones de los trabajadores sociales en prisión en la que cometí lo que para mí fué un error (por inexperiencia, por pereza, o por ambas cosas) de copiar y pegar una serie de funciones muy específicas que encontré descritas en un documento (que no están mal tampoco, que conste). Decidí hacerlo ante el número de llamadas que recibíamos en nuestro Departamento por parte de alumnas y alumnos de la Facultad de Trabajo Social que querían conocer nuestra actividad funcional.





Una luz se enciende en alguna de mis adormiladas neuronas ¡Actividades, efectivamente...!


Llevo un tiempo dándole vueltas a este asunto que me gustaría aclarar…