Ir al contenido principal

¡Viva la Virgen del Rocío...!



Andamos metidos en plena vorágine de Pasos, procesiones, velas, penitentes en una tardía Semana Santa. En estos meses primaverales llegan las famosas romerías aquí en mi tierra, hablamos como no de la Virgen de la Cabeza en Andújar y la archiconocida Virgen del Rocio, con hermandades prácticamente en toda España e incluso en Bruselas, además de ser a quién se encomienda nuestra Ministra Fátima para intentar bajar el paro ¡Ja!...

No voy a hablaros de religión ni mucho menos. Os quiero explicar como han sido mis dos "caminos del Rocio" con internos de la prisión.

Este tipo de "salidas programadas" se realizan en todos los Centros Penitenciarios como preparación a la vida en semilibertad y siempre incluidas en su programa individualizado de tratamiento. No salen los internos al azar, sino después de un estudio minucioso e individualizado y acorde tanto con las características personales como con las actividades que realiza en su vida diaria dentro de la prisión. Las salidas pueden ser culturales, deportivas, de ocio, e incluso porque no, religiosas.






Año 2008. Primera vez que hago el camino. Me lo tomo como un reto deportivo, ya que a mi me encanta correr, andar y todo tipo de ejercicio. Como compañero uno de los psicólogos del centro, Francis, actualmente Director del CIS de Tenerife (¿Habrá tenido algo que ver la Blanca Paloma?
jajajaja...), nos acompañarían dos internos: una chica, digamos que se llama Yolanda y un muchacho jovencísimo marroquí, llamado Yassim. La pregunta de rigor ¿Es que lo vais a reconvertir en católico? Ellos venían tras una larga selección por parte de los técnicos de la Junta de Tratamiento.
Salimos de la puerta del Centro Penitenciario de Huelva, que es quien organiza esta convivencia y que invita prácticamente a todos los centros penitenciarios de Andalucía, Ceuta y Melilla (algunos
años también han ido centros no andaluces). El caso es que la salida se produce con una lluvia
torrencial que dura dos días seguidos, justamente los dos días que dura el camino de algo más de 64
 kilómetros. Por lo que solamente me quedó el recuerdo del suelo mojado a mis pies y del frío que
llevaba en el cuerpo. Durante las paradas que se hacen en San Juan del Puerto, Moguer nos trataron
de maravilla varios negocios de hostelería que nos daban de comer gloria bendita sin cobrar un céntimo.
Por la noche juerga y descanso más que merecido en una especie de cobertizo donde estábamos metidos unas cincuenta personas sin exagerar, durmiendo unos contra otros, quien pudiese dormir, claro.

La llegada al día siguiente a la Aldea del Rocio fué emocionante no, lo siguiente. Ya os he comentado que yo iba más que nada por el reto de aguantar la caminanta. Increible ver como los tipos duros de la cárcel se desmoronaban, nos abrazaban y lloraban desconsoladamente, y nosotros también, por supuesto, sin tener claro si era de risa o de verdad.




Año 2010. Sin duda un "Rockcio" en toda regla, con un acompañante loco por el rock y las motos del que no voy a daros el nombre pues se encuentra triunfando en plena gloria literaria (¿Habrá tenido algo que ver la Pastora Divina? jajajaja...). Sería también el camino más mediático y televisivo, ya
que nos acompañaron durante los dos días el programa 75 minutos de la Canal Sur y los chic@s de Callejeros de Cuatro.
Un rockcio también por nuestras pintas, una vez llegamos a la reunión previa en el Centro Penitenciario de Huelva, por supuesto tarde, vemos como todos los allí reunidos se quedan "muertos" cuando no ven aparecer, pues pareciamos más un duo rockero estilo Pereza (que me encanta) que el personal que venía representando a la Ilustre Prisión de Almería. Una vez tomamos algo más de confianza, más de una y de uno nos dijo que pensaban que eramos nosotros los internos y que nos habiamos equivocado, jajajaja.....

Serían unos días inolvidables tanto para nosotros, como para Antonio (abderitano de pura cepa) y Delia (rumana de rancia estirpe con unos biceps y triceps como mis piernas). Ambos fueron ejemplo de comportamiento y de saber estar y así nos felicitaron una vez hubo acabado el evento.
Sin duda esta experiencia la disfruté mucho más, ya que acompañó un tiempo espectacular y pude observar y alucinar con el maravilloso paisaje que ofrece el Parque de Doñana, ya que os informo que pasamos por parajes donde está prohibido transitar, inclusive a pie ¡Indescriptible!


                                              



Ambos caminos reunen anécdotas que darían para escribir unas cuantas páginas más, pero el resumen de todas estas batallitas es que conozcas que salir a dar un simple paseo hasta la playa del Cabo de
Gata (que por cierto tenemos justo enfrente de nuestro centro) significa para una persona que lleva meses, o incluso años sin salir del recinto, toda una experiencia vital y un enriquecimiento que puede
producir cambios en positivo en su tratamiento, al igual que en los profesionales que las proyectamos
y ejecutamos junto a ellos y ellas.



                                         
                                                                           A Yassim E. (1985-2012)


                                                             



Comentarios

  1. Desde luego no me imaginaba que se hiciera esto en las prisiones. Os lo curráis mucho.
    Que pases bien estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacemos eso y más! Jajajaaj
      Un saludo y a disfrutar del buen tiempo y de estos días...

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

Entrevista a un terrorista

La primera vez que tuve que entrevistar a un penado por delito de terrorismo, confieso que me sentí algo cohibido ya que todas las compañeras me dijeron que seguramente no querría hablar nada conmigo y que solían ser bastante esquivos y opacos a la hora de dar cualquier información y mucho menos hablar de su entorno familiar y social.

Llego al módulo y le llamo para que venga. A primera vista me impactan sus rasgos físicos, parece más bien nórdico, los ojos muy azules que me escrutan como sí estuviesen viendo a un bicho raro. El usuario está igualmente extrañado de que lo esté llamando y de primeras me dice que no hace falta hablar de nada, ya que por mucho empeño que yo ponga en ayudarle, su caso lo gestiona directamente Madrid, a lo que le contesto aparentando más mal que bien no estar molesto con este comentario, que mi misión no es ayudar a nadie sino intervenir, y en este caso en particular, informar de su situación familiar (a Madrid).

Iniciamos una conversación de lo más norma…