Ir al contenido principal

Situaciones inauditas con efectos devastadores




Estamos pasando una situación que yo llamaría de ciencia ficción en las últimas juntas de tratamiento, a la hora de aprobar o denegar permisos de salida y/o terceros grados a internos extranjeros.

¿Que está sucediendo?

Ya hablé en una de mis entradas acerca de que tratamiento se les podía ofrecer a los foráneos, cuando a todas las personas ajenas a la Unión Europea condenadas por algún delito, les estaban notificando su correspondiente expulsión del país a tenor de los artículos 53 y 57 de la no menos polémica y enrevesada Ley de Extranjería.

Algunos de los internos en esta situación han conseguido que el juzgado se la retire, acreditando tener familia y arraigo suficiente para que el juez lo estime. Pero será una minoría los que lo han conseguido.

¿Donde quiero ir a parar?

Sencillo, el interno que tiene esta problemática podrá pensar ¿Para que regresar a prisión? ¡si voy a tener que cumplir íntegramente la condena y finalmente la policía estará esperándome en la salida para repatriarme! Dicho y hecho, alguna fuga ha habido ya...





Vamos supuestamente a un caso real: Uno de mis usuarios, llamémosle Mohamed (el 70% se llaman así). Un humilde emigrante de origen magrebí que vive en España desde hace más de 20 años. Casado, con cinco hijos nacidos aquí y que viven aquí. Ha trabajado en la agricultura bajo plástico (lo propio de estas áridas tierras) bastantes años al no tener formación para acceder a algún puesto más cualificado. En un momento de crisis y de agobio económico decide traer de su país algunos kilos de hachís, cosa que le acarreará unos años más tarde ingresar en el módulo donde yo trabajo.

Con una educación intachable consigue un trabajo dentro del módulo, acude a la escuela y a todo tipo de actividades. Trás aprobarle tres permisos de salida por parte de la Junta de Tratamiento que posteriormente el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria le denegaba, por fín el cuarto de los permisos es aprobado por su señoría y después llegó un quinto. Permisos que aprovecha Mohamed para trabajar en el campo y conseguir algo de dinero para sus hijos.


Al realizar una entrevista para valorar el permiso, este pobre hombre echaba lágrimas como puños con un regusto de entre agradecimiento hacia nosotros y de pena al comprobar la situación en la que se quedaban sus hijos en el exterior.
                                    ...................

Junta de tratamiento: Se vuelve a tratar y estudiar el que sería su sexto permiso...
... Desfavorable (una parte de los que la componen)
¿Por? 
Es que tiene orden de expulsión de España, replica alguien...
 ¿Y? 
Cuando aprobamos los cinco anteriores también la tenía ¿no?
 Sí, pero no se había fugado nadie...

Dicho y hecho: no se aprueba el permiso por mayoría (que no por unanimidad). Me sentí absolutamente inútil al poder comprobar como ni esposa, ni hijos, ni el apoyo de su comunidad, ni el tener una oferta laboral con el jefe que ha tenido durante años, ni el haber seguido a pie juntillas todo su proyecto individual de tratamiento, actividades, escolarización, su buen comportamiento en el módulo, y por supuesto, el tener más de dos tercios de su condena ya cumplida, servían absolutamente para NADA.


                                  ..................


"Mohamed tu permiso es desfavorable" le decimos tanto el Educador como yo. Porque no creas que el resto de componentes de la Junta va a ir a comunicarle o a discutir acerca de tal decisión....


La reacción me la quedo solamente para mí... Imposible describir.
Que ingrato es a veces este trabajo


             



Tal vez haya que rectificar el célebre art. 25.2 de la Constitución para dejarlo tal que así: "las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la  consecución de estadísticas favorables a la institución o administración de turno y no podrán consistir en trabajos forzados".



Comentarios

  1. Sé de qué ca hablas, Jose. Ese interno me contó su caso y me quedé de piedra, sobre todo teniendo en cuenta que hay otros internos con situaciones personales infinitamente más conflictivas y que están saliendo de permiso. Todo esto no hace más que reforzarme en mi convicción de que no hay justicia, no existe la justicia. Hay leyes, hay jueces y hay gobernantes que aplican las leyes para satisfacer a sus potenciales votantes. El que quiera justicia que la busque en otro sitios. Y para más inri ese interno del que hablas e un tipo excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creó saber quien eres y por tanto atando cabos..., no he dado ningún dato personal, pero aún así me consta que el caso lo conoces de primera mano. Simplemente roza lo esperpentico y si me apuras lo inhumano...
      Gracias ¿amiga?

      Eliminar
  2. Buena entrada. Lo del 25.2. me ha gustado mucho... Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te ha molado mi reinterpretación de nuestro artículo estrella? Indignante, pero realmente así lo siento en estos momentos.
      ¡Gracias Belén!

      Eliminar
  3. La realidad de las prisiones y del Trabajo Social en este ámbito es para mí bastante desconocida. Gracias por acercarla y por tu compromiso con ese duro trabajo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intento, acercaros este mundo y nuestro trabajo a los compañeros de otros ámbitos. Y gracias por nada hombre... Con nuestras experiencias nos enriquecemos todos. Un saludo.

      Eliminar
  4. Aun cuando ya esta asimilada o arraigada este persona extranjera, teniendo esposa e hijos nacidos en ese país, por el delito grave que cometió, que después de comprobarse que es una persona proba, ¿subsiste la figura de expulsión en la Ley de extranjería española?. El criterio de la Junta se basa en esa Ley injusta. Veo enanismo de criterio tanto en la Junta como la Legislación española, pero en una gran mayoría de las leyes de otros países en esa materia también adolecen de ese enanismo, tal vez muy pocas en mi humilde opinión se escapan de esa injusticia.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Es lo que tenemos, que vamos copiando los modelos de los países SUPUESTAMENTE avanzados o liberales (como se autodefinen ellos mismos).... Esto gotea por todos lados! Gracias por tu aportacion.

      Eliminar
  5. José Manuel, en primer lugar felicitarte por tu blog. En cuanto al tema que comentas, volvemos a lo de siempre. Todo es política e hipocresía. Esta Administración no cree en el fin constitucional de la pena: la reeducación y la reinserción social. Entiende, aunque no lo admita porque es políticamente incorrecto, la prisión como castigo y separar de la sociedad a los “indeseables”. El entramado político, que comprende a todos los mandos elegidos a dedo, siguen las directrices emanadas de la casta política. A esta obediencia se supedita su cargo y sus emolumentos económicos ligados a las más variopintas productividades y logros de resultados (que no hayan fugas, que no se mueran dentro de la prisión, etc.).
    Cuando un extranjero quebranta condena y no vuelve de un permiso, a pesar de cumplir todos los requisitos para la concesión de este permiso (cuarta parte de la condena cumplida, persona que lo acoja en el permiso, buena conducta, etc.), no faltará el Director de turno que “recriminará” ligereza a uno o varios miembros de la Junta de Tratamiento a la hora de dar permisos. Algo que no sucede si el interno es oriundo de España e igualmente cumple el protocolo para ser merecedor del permiso.
    Estamos en una sociedad de hipócritas, de lo políticamente correcto. Vamos a decir la verdad de una vez por todas y quitarnos la máscara. El mundo globalizado que han creado es un capitalismo neoliberal, deshumanizado, sin trabas a los mercados, donde todo lo que beneficie los derechos de los débiles (pobres, extranjeros no comunitarios, parados…) supone un ataque a los mercados y a la unidad de pensamiento. Y dentro de esta forma de pensar está la discriminación y expulsión de los extranjeros que tenemos en Prisión. Desde el advenimiento de los fascismos, nunca la forma de pensar de los estados de Derecho democráticos había estado tan amenazado. Cada uno debe ser consecuente con lo que está en juego. Como Trabajador Social debes mantenerte firme en la creencia de lo que está bien y no dejarte “manipular” por los intereses creados que sirven a otros fines, pero no los que tú debes defender. Tendemos a un mimetismo de los compañeros (si fulano cambia su voto, yo también. Si el Director dice que hagamos esto, pues lo hacemos) que nos está convirtiendo en marionetas de ese pensamiento único que impone el neoliberalismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bastante deacuerdo en muchos aspectos de los que hablas. Quizás algunos de los actuales gobernantes deberían ser más claros en lo referente a que hacer con algunos de los internos de otra nacionalidad, pero no, se hace de forma sibilina y mucho mejor vista, claro está.
      En cuanto a mi forma de proceder, voy a intentar hacer mi valoración técnica como profesional y a ceñirme tanto a la ley como a mi código deontologíco y por supuesto, no te quepa la mayor duda, que sí tengo que votar en contra de todos los miembros de la Junta de Tratamiento por algo que yo considero justo, seré consecuente hasta el final.
      Gracias por tu comentario. Un saludo

      Eliminar
  6. puffffffffffffffff me quedo sin palabras...que ingrato puede resultar todo...totalmente de acuerdo con tu valoración con el articulo estrella 25.2 ....gracias por estar ahí y seguir luchando..eres un ejemplo a seguir
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, ¡Tanto como un ejemplo a seguír! Jajajaja....
      He intentado dar a conocer una situación desde mi punto de vista preocupante y que es diametralmente opuesta a cualquier tipo de reinserción social...
      Un saludo. Estamos en contacto....

      Eliminar

Publicar un comentario

Admito críticas de todo tipo, no te cortes....

Entradas populares de este blog

funciones de los trabajadores sociales en prisión

Ante la avalancha de futuras/os Trabajadoras/es Sociales (alumn@s de la Escuela de Trabajo Social de Almería) que están contactando con nuestro Departamento para interesarse por las funciones que desempeñamos dentro del Centro Penitenciario voy a poner un breve resumen de las funciones que vendrán recogidas dentro de la Instrucción 15/2005 de la DGIP, que establece el Protocolo de Trabajo Social en Instituciones Penitenciarias. 


Ahí va un breve resumen:


Las FUNCIONESde los/as Trabajadores/as Sociales Penitenciarios son:
·Conocer la situación socio-familiar y laboral de cada usuario. ·Detectar carencias y necesidades sociales y personales y elaborar el diagnóstico social. ·Participar en la elaboración de los programas individuales de tratamiento, en los aspectos socio-familiares, así como en su evaluación.
·Ejecutar los procedimientos del Manual de las líneas básicas de actuación de Trabajo Social, tanto en el Departamento de Trabajo Social, como en los Servicios Sociales Penitenciarios, ll…

¿Qué es un CIS?

Siendo más práctico que teórico, hoy aprovecharé la ocasión para matar dos pájaros de un tiro y compartir con vosotros las líneas y principios generales de los CIS o Centros de Inserción Social, ya que estoy recibiendo un curso sobre este tipo de recursos que voy a tratar de resumir de forma muy breve y lo más amena posible.
¿Qué son los CIS? Son establecimientos penitenciarios donde se pueden cumplir penas privativas de libertad en régimen abierto, además de llevar el seguimiento de otro tipo de penas no privativas de libertad tales como el Trabajo en Beneficio de la Comunidad, las Penas de Localización Permanentente (o medida de arresto domiciliario) o las Suspensiones de Ejecución de la condena (suspendiendo la condena a cambio de realizar algún tipo de terapia o taller educativo). También se lleva el seguimiento y control de los liberados condicionales que se tengan asignados.

De esta manera se puede conseguir la mayor integración de nuestros usuarios que están en semilibertad, a…

VIS A VIS...

A estas alturas seguramente os sonarán algo más las palabras vis a vis, aunque sea por la serie de televisión que se está emitiendo actualmente. Reconozco que hasta que no comencé a prepararme las oposiciones para trabajar en Instituciones Penitenciarias, los únicos bises que conocía eran los de los finales de los conciertos. Hasta mi preparador me tuvo que corregir más de una vez, pues yo seguía obcecado en escribirlos con b. De primeras, y para los que desconocéis este singular medio, os resumiré muy de sucinta manera que es eso de los vis a vis, su tipología y temporalidad.
Existen dos tipos de comunicaciones: las orales y las especiales.
Las orales son las que se celebran en los locutorios o cabinas acristaladas, normalmente en fines de semana, previa cita por parte de los familiares (inclusive por internet aqui) y siempre con no más de cuatro personas a la vez como máximo.
Los vis a vis son comunicaciones especiales y se celebran en locales especialmente adecuados. Sólo se concederán…

Reinserción a la Carta

¡Hola de nuevo!


Nadie puede discutirme a estas alturas, que uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar en nuestra vida no sea una buena comida. En cuestión de temas de cocina, una de mis compañeras de este Departamento es una gran experta, y como tal lo plasma, a través de deliciosas recetas en su gastroblog maricacharros
Ella está siendo artífice de un Programa pionero en nuestro centro, donde está implicando a internos e internas junto a otros compañeros en una precursora mezcla de recetas de cocina y diferentes culturas, tan enriquecedora como interesante, y que próximamente os pasaré a detallar, una vez esto vaya más adelantado.






Hace unos días, visitando con mi familia la Catedral de Liverpool nos llamaba la atención el que dentro del templo existiese una cafetería y restaurante. "¡Estos ingleses te colocan el bareto donde sea!", pensaba yo, algo impensable en España (de momento, vamos). Pero lo que os vengo hoy a contar, supera esta anécdota.

En 2009, u…